CRONICA DE LA UTCPM 2018 POR GASTÓN OTERO.

Publicado: 3 noviembre, 2018 en TRAIL RUNNING
Crónica de la UTCPM
A mis hijas, a mis hermanos, mis viejos, amigos y compañeros.
A toda la gente linda que conocí en estos días y que ya son parte de mi vida.
A Emi, que en el almuerzo de despedida, me emociono contandome por que dejaba de fumar desde ese momento.
A todos ellos, les comparto esta crónica y toda mi felicidad.
Decidirse por un nuevo objetivo, la mayoría de las veces, no me resulta fácil. No busco nunca que un objetivo sea similar a otro; tampoco que la dificultad sea similar o menor excepto que sean carreras “preparativas” para algo mayor.
Ahora, cuando doy con esa nueva meta deportiva, busco empaparme de todos los detalles relacionados con esa carrera, inclusive los menos significativos porque, muchas veces, en esos pequeños detalles, cambia el logro de ese objetivo.
Anotarme en los 103km de la UTCPM (Ultra Trail Conociendo a la Pachamama) no fue la excepción. Esta carrera se presenta como una de modalidad “Sky Race” por desarrollarse en su totalidad dentro de los 2500 a 3900 msnm y, de semi-autosuficiencia.
Realice consultas al organizador, a mi entrenador Marcelo Villagra del team al que pertenezco MV Adventure Team y a un médico amigo y, con el desafio mas que claro, no lo dude y me inscribí.

La preparación habia comenzado realmente muy bien pero, a 60 dias de la carrera, producto de un virus estomacal habia perdido 5 kilos y el animo se caia al mismo ritmo. No sabia si podria llegar siquiera a estar en el punto de partida de tamaño desafio.
Logre enfocarme poco a poco, dia a dia; eso fue lo que me propuse para que la ansiedad no me generara malas pasadas. Los entrenamientos fueron mejorando, la fuerza y resistencia de mis piernas habian mejorado notablemente y la cabeza comenzaba a dar señales positivas.
La ayuda y apoyo de la familia y muchos amigos fueron vitales para que, finalmente, me subiera al avión y junto a unos amigos, viajaramos a Tilcara, lugar de la carrera.
Eran las 4:30am y ya estaba en la plaza de Tilcara, lugar de la largada y llegada. Mi amigo-hermano, Juan Manuel, ahi estaba bancandome como durante toda la carrera. Unas fotos, un poco de elongación, algunas charlas breves con otros corredores y a correr!!
La estrategia desde el comienzo fue conservadora. Debia llegar en el primer tramo de la carrera a la Capilla de Abra de Punta Corral que estaba a poco mas de 3.900 msnm y apurarse podria traer problemas varios. Logre un ritmo donde la falta de oxigeno estaba presente pero no me impedia avanzar pero, una vez llegado a la Capilla, sentí que me caia algo de la nariz y crei que era “aguita” ya que hacia algo de frio pero resulto ser sangre.
Esto me asusto, decidi caminar en lugar de correr, tome agua y cuando note que me no sangraba ni tenia sintoma alguno de apunamiento, comence a trotar y apunte hacia uno de los lugares mas bellos del recorrido que fue la bajada a la ciudad de Maimara donde, en el comienzo de esos senderos, uno podia verse por encima de las nubes.
Llegando al puesto de control del km 28 conocí a un compañero corredor oriundo de la provincia de Tucuman con quien terminamos corriendo gran parte de la carrera juntos.
Llegue a los 35km de carrera en unas seis horas y me sentia realmente fuerte. La hidratación y alimentación las habia mantenido de acuerdo a lo planificado despues del episodio de apunamiento.
A partir de este punto de la carrera, el calor, la altura y la falta de agua (20km de distancia sin puestos y la dificultad de encontrar acequias) jugaron un rol muy importante en la decision de varios corredores de como seguir y administrar el liquido que llevaban en sus mochilas (2,5 litros era lo obligatorio) 
La acequia que necesitaba alcanzar no aparecia y me quedaba sin agua. Finalmente me quede sin agua y Sebastian, gran corredor y compañero de ruta, compartio su agua conmigo hasta que finalmente dimos con la acequia.
Fue en este punto, en el medio de una quebrada, donde no vi ninguna señalización y me perdí junto a Sebastian entre bajada y subida una hora y media.
No nos impacientamos, logramos ganarle a la cabeza en una mala pasada como fue esta parte de la carrera, y seguimos adelante en lo que era un camino de 4×4. El animo de Sebastian y el mio habian cambiado mucho despues de pelearla en esa hora y media donde estuvimos perdidos pero, las ganas de terminar la carrera estaban intactas y tirabamos en un buen ritmo en las bajadas y en los llanos sin permitirnos ceder y dejando a varios corredores detras. Una sensación similar a cuando uno va corriendo los ultimos 500 metros de una carrera pero a diferencia que aca nos quedaban aun un par de horas de carrera.
Llegamos a un puesto de control e hidratación en el km 59 que estaba pegado a la ruta que lleva a Tilcara, Angosto de Perchel creo que era su nombre. Quedaba una subida importante aún por atravesar, la subida de Juella, la cual superamos en los primeros momentos de la noche y la bajamos con unas ganas increibles por llegar a Tilcara.
Sebastian estaba anotado para los 80km y yo aun no habia definido si seguiria a los 100km porque estaba atento a lo que podria sentir al momento de llegar a los 80km.
Recuerdo muchas veces de haber escuchado a corredores de elite y corredores con mucha experiencia decir, con total razon, que las carreras empiezan despues del km80 (en referencia a carreras de ultra trail) y por eso intento con mucha fuerza que las emociones no me jueguen malas pasadas en estos puntos de la carrera.
Llegamos con Sebastian a Tilcara en el medio de la noche, atravesamos la linea de llegada y nos saludamos y felicitamos por haber logrado llegar y no haber aflojado.
Lo salude una vez mas y me fundí en un abrazo con mi hermano Juan Manuel quien me alertó rápidamente que los tiempos de corte me favorecían y podría aventurarme a terminar el desafio que me propuse que era terminar los 100km.
Me cambie rápidamente abrigándome porque el frio ya estaba presente, deje los bastones porque uno estaba visiblemente destruido de una caida que tuve y sali disparado a terminar esos 20km finales.
El animo que tenia era muy bueno, fui pensando en todo este tramo en lo afortunado que soy de poder vivir esta experiencia, de tener la posibilidad de contarla y, quizás, transmitir algo de la alegría y bienestar que pueden producir este tipo de objetivos deportivos en la vida de uno e incluso de buena gente que uno tiene a su alrededor que logra cambiar hábitos insanos de vida.
Debía de llegar a una escuela y tomar una foto de un Puesto Virtual (así le llaman a esos puestos con un cartel indicando esto) y, desde allí, todo era bajada hasta la plaza de Tilcara.
En ese punto sabria que lo lograria, saque mi reproductor de mp3, me puse los auriculares y sali a comerme los 10km que me separaban de mi objetivo.
Bajaba cantando, gritando, estaba euforico por momentos pero sin dejar de estar atento al camino. Llegue a la meta sonriendole a cada persona que pasaba a mi lado en un horario donde no abundaba mucha gente despierta (eran las 00:45hs), llegue al arco y la felicidad plena llego para quedarse.

Viejos sueños renacen y nuevos sueños surgen. Proponerse cumplirlos es el primer paso. Adelante.

Fueron 19h 45´21″.
15 fue mi posicion final en le general, 8vo en mi categoria.

“MV Adventure Team”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s